terapia del suelo (parte 4)

Sodio y Azufre -  Graeme Sait

Alberto Pérez-Roldán

terapia del suelo (parte 4)

Sodio y azufre - graeme sait

Sodio y Azufre


En esta sección de Terapia del Suelo seguiré destacando las características y estrategias clave relativas a los minerales medidos en su estudio de suelo. Aquí, consideraremos Sodio y Azufre.

Sodio - Amigo o enemigo?

La mayoría de los agricultores piensan que el Sodio es un intruso no deseado cuando, de hecho, es un mineral muy importante para el crecimiento sano de las plantas halófitas. La etiqueta "chico malo" se relaciona con nuestra mala gestión del paisaje y la contaminación de las aguas subterráneas con exceso de Sodio. Cuando arrancamos los árboles del paisaje agrario, el nivel freático sube y la salinidad es un resultado común. Cuando se vierten los fertilizantes en base de sal y se destruye la vida del suelo, el subsiguiente declive de la estructura del suelo facilita la captura de Sodio en la zona radicular y una serie de problemas asociados.

Roles clave

El Sodio es un electrolito clave que ayuda a facilitar las miles de reacciones de mensajería que forman parte de la vida eléctrica de la planta. No es un mineral esencial, pero puede ser utilizado en pequeñas cantidades para la apertura de los estomas y para la formación de clorofila.

Características clave

Un suelo con alto contenido de Sodio tendrá una estructura de suelo pobre, ya que el exceso de este mineral dispersa los coloides arcillosos, haciendo que el suelo sea más propenso al colapso y a la erosión. Este efecto dispersante es opuesto al efecto estabilizador del Calcio sobre la arcilla. El ión cálcico, con sus dos cargas positivas, es un agente floculante muy fuerte y es capaz de mantener las partículas del suelo unidas en pequeños racimos llamados agregados, estabilizando así la estructura del suelo. El Sodio, con una sola carga, no puede bloquear coloides de arcilla juntos de esta manera.
Cuando el exceso de Sodio entra en la planta, puede expandirse en el calor y reventar las paredes celulares, resultando en los márgenes quemados que son sintomáticos de una sobredosis de Sodio.

Odoo CMS- Sample image floating

Niveles ideales

Lo ideal es que siempre intentemos mantener el Sodio por debajo de 50 ppm. En términos de porcentajes de saturación de base, el Sodio nunca debe exceder el 1,5%. Sin embargo, la consideración más importante en este caso es asegurar que el Sodio nunca exceda al potasio en términos de porcentajes de saturación de base. La proporción ideal de potasio a Sodio es de 5 partes de potasio a 1 parte de Sodio.

Sin embargo, un fenómeno interesante ocurre cuando el porcentaje de iones de Sodio adheridos a la arcilla supera el porcentaje de potasio. En este caso, la planta se confunde. El Sodio y el potasio son iones de tamaño similar y, durante millones de años en la naturaleza, siempre ha habido un mayor porcentaje de potasio saturando el coloide de arcilla que el Sodio. Sin embargo, en muchas áreas, hemos estropeado esa ecuación y la planta no se ha adaptado a nuestra mala gestión. Cuando la planta requiere potasio, simplemente selecciona el más abundante de estos “parecidos” de la arcilla. Si el Sodio es más abundante que el potasio, entonces ése es el mineral que se extrae. El resultado final es que nuestro cultivo absorbe involuntariamente un mineral no deseado e improductivo, en lugar de potasio ("el mineral monetario"). Los azúcares no se mueven, los frutos y las semillas no se calibran y, como resultado, habrá menos rendimiento y beneficios.

Consideraciones clave

Si usted tiene deficiencia de Sodio, debe ser aplicado. La sal marina es la mejor fuente, sin embargo, la sal de la piscina se puede comprar barato en su ferretería local para hacer frente a una deficiencia de Sodio. En este punto, tal vez esté pensando en el uso de la sal por parte de los romanos para destruir los suelos productores de alimentos de sus enemigos. En este caso, estamos hablando de kilogramos en lugar de las toneladas de sal implicadas en los crímenes de guerra romanos.
La sal marina ofrece más que el cloruro de Sodio. Es rico en todos los 74 minerales, de los que su suelo carece a menudo. Cuando las Maldivas fueron inundadas por el océano después de un tsunami, se pensó que esto devastaría la agricultura de Maldivas. De hecho, la temporada siguiente experimentaron rendimientos récord.
Hemos extraído el espectro completo de minerales de nuestros suelos durante muchas décadas sin darnos por vencidos. Los insumos basados en el océano, como la sal marina, las algas marinas y las harinas de peces, pueden ofrecer restitución para estas pérdidas y la respuesta visual puede ser a menudo bastante impresionante. Las tasas de aplicación productivas varían de 10 a 50 kg por hectárea de sal marina, dependiendo del tamaño de su deficiencia y el método de aplicación. Siempre es una buena estrategia incluir ácido húmico para amortiguar el Sodio y aumentar la absorción de minerales traza.
Si usted tiene demasiado Sodio, hay una estrategia doble. La primera consideración es aumentar el potasio para asegurarse de que usted tiene más potasio que el Sodio saturado en la arcilla. En segundo lugar, hay que buscar formas de eliminar y amortiguar el exceso de Sodio. El yeso (sulfato de Calcio) puede ser útil. Aquí, los sulfatos se desprenden del Calcio y forman sulfato de Sodio altamente lixiviable. El Calcio, a su vez, ayuda a flocular el suelo para acelerar la lixiviación de este sulfato sódico recién formado. Este efecto neutralizador del Sodio puede ser acelerado con el uso de yeso líquido micronizado. Aquí, podemos fertirrigar para lograr un rápido manejo de la zona radicular de Sodio, mientras maximizamos la entrega del componente de Calcio más importante.
La segunda estrategia de Sodio consiste en amortiguar e inmovilizar el exceso. El ácido húmico y la sílice soluble son las herramientas más productivas para este propósito. El ácido húmico cambia la estructura del suelo más rápidamente que cualquier otro insumo y esto puede acelerar la lixiviación de Sodio no deseado. La sílice forma un gel compuesto con Sodio e inmoviliza este mineral. Estas dos estrategias han demostrado ser nuestras herramientas más eficaces cuando se enfrentan al agua de riego salina. En este caso, el silicato de potasio se fertirriega a 5 - 10 litros por hectárea. El ácido húmico se fertirriega a 30 litros de ácido húmico líquido por hectárea.

Azufre - La proteína esencial

Solíamos conseguir nuestro Azufre gratis. El dióxido de Azufre se originó en las chimeneas industriales y cayó a la tierra con la lluvia. Esta lluvia ácida dañó los bosques y las vías fluviales y finalmente fue prohibida. Muchos años después, la mayoría de los agricultores todavía no han reconocido que ahora necesitan compensar esta pérdida de Azufre libre. El sulfato sulfúrico (SO42-), la forma disponible de este mineral, también es fácilmente lixiviable. Este anión sólo se puede almacenar en el suelo si se adhiere al coloide de humus con carga positiva. Hemos perdido dos tercios de nuestro humus en las últimas diez décadas, así que el Azufre ha sufrido un doble golpe. Ya no hay un suministro libre de este mineral y ahora hay mucho menos medio de almacenamiento en el suelo (humus) para retener lo que nos queda.

Roles clave

El papel más importante del Azufre se relaciona con la producción de proteínas. Los sistemas inmunológicos de los seres humanos, animales, plantas y microbios dependen de las proteínas. La proteína está hecha de aminoácidos, y dos de estos aminoácidos esenciales, la cisteína y la metionina, están construidas en base al Azufre. Si usted carece de Azufre, su cultivo sufrirá una producción de proteínas deficiente y sus plantas, animales y clientes sufrirán en consecuencia.
El Azufre afecta seriamente a la palatabilidad de los pastos, y también es un mineral que estimula las raíces de todos los cultivos (de ahí la popularidad del yeso de preparación lateral sobre las patatas y el maní).
El Azufre es un mineral ácido que puede ser usado para contrarrestar un pH alto, ya que la forma de sulfato puede ayudar a lixiviar el magnesio y el Sodio.
El Azufre es también un mineral fuertemente reproductivo, por lo que las formas solubles (como el sulfato de amonio) deben ser preferidas al final de la temporada (desde la floración).

Características clave

La disponibilidad de Azufre se ve afectada por otros aniones, particularmente el fósforo. Puede ser una estrategia realmente productiva para tratar de mantener una relación de 1:1 entre fósforo y Azufre tanto en el suelo como en las plantas (aunque los niveles ideales de cada planta varían). Esto puede ayudar a garantizar la disponibilidad óptima de ambos minerales. Ambos minerales son factores clave en la inmunidad de las plantas, por lo que si se pueden equilibrar a 1:1 hay un aumento asociado en la resiliencia.
El Azufre también parece impartir un efecto de calentamiento del suelo, de ahí la elección popular del sulfato de amonio como fertilizante iniciador en condiciones frías.
También hemos encontrado que si usted mantiene niveles de Azufre de lujo en sus suelos, hay mucha menos probabilidad de sufrir de deficiencia de hierro.

Odoo CMS- Sample image floating

Consideraciones clave

Todos los cultivos requieren Azufre, pero para algunos cultivos es absolutamente esencial. Estos cultivos incluyen las brassicas y todos los miembros de la familia del allium (ajo, cebolla, puerro, etc.). La canola, por ejemplo, es una brassica que demanda un buen suministro de Azufre. La biodinámica se refiere a los cultivos de hojas de volantes como plantas con un "gesto de Azufre", ya que son más dependientes del Azufre que otras especies. La col rizada es un buen ejemplo.
A menudo me preguntaba por qué podríamos aplicar cantidades idénticas de Azufre al suelo, como yeso o Azufre elemental, y sin embargo la respuesta de los cultivos puede diferir. A veces el Azufre elemental puede pintar el campo de verde más efectivamente que el nitrógeno, mientras que el efecto del yeso es mucho menos obvio. Parecía contraintuitivo, porque el componente sulfato del sulfato de yeso es inmediatamente disponible en la planta, mientras que el Azufre de los gránulos amarillos debe ser primero convertido a la forma sulfato por organismos especializados en el suelo. Hace varios años, me topé con la investigación, que finalmente explicó este fenómeno. Cuando las bacterias, como Thiobacillus, están convirtiendo el Azufre elemental a sulfatos disponibles en la planta, parte del Azufre se convierte en dióxido de Azufre gaseoso. Resulta que las diminutas bocas de respiración, llamadas estomas, en la parte inferior de la hoja pueden absorber este gas sulfuroso. De hecho, lo respiran al igual que el CO2 y la respuesta de la planta es instantánea.
El Azufre elemental también puede ser útil para reducir el pH en suelos alcalinos para ayudar a aumentar la disponibilidad de nutrientes. 
La mayoría de los suelos que probamos en más de 50 países son deficientes en Azufre. Las pruebas del suelo revelan comúnmente niveles de 10 - 15 ppm. Se trata de una deficiencia grave, que siempre reducirá la resistencia, la calidad de los cultivos y el rendimiento.
Sea consciente del Azufre, trate de mejorar su proporción de fósforo a Azufre y cosechar los muchos beneficios.
En la próxima entrega, hablaré de Silicio y Boro, ya que son dos aniones más, a menudo descuidados, que pueden impactar seriamente su balance final.

Sait Graeme
Autor de cientos de artículos y de un libro muy popular,' Nutrition Rules! Viaja por el mundo educando e inspirando a los agricultores y a menudo consulta a nivel gubernamental. CEO de Nutri-Tech Solutions (NTS).

Traductor: Alberto Pérez-Roldán Tacumi - director Agro Holistic s.l.